La calma vive aquí

Proyecto Lledó 3
  • Tipología: Obra nueva
  • Lugar: Castellón
  • Superficie: 622m²
  • Año: 2021

Desde su exterior con piscina hasta el interior de la casa, esta vivienda unifamiliar combina el lenguaje contemporáneo y meditativo. Si nos adentramos en ella, vemos que cada detalle está adaptado al estilo de vida de sus habitantes donde la calma, orden y limpieza son sus principales premisas. ¿Te animas a descubrirla juntos?

Pasear por el jardín se convierte en deleite gracias a su funcionalidad, ligereza y amplitud. Una sensación acogedora fruto de la integración de la zona exterior e interior de la casa y la unión de elementos naturales como el sol, el agua y la vegetación con tonalidades neutras y complementarias.

Desde la planimetría se esbozó una zona exterior en la que convive un espacio de descanso con una piscina cerámica de aspecto piedra así como una zona de ocio que puede albergar más de 8 personas. Toda ella protegida por una valla de chapa metálica esmaltada que requiere un mínimo mantenimiento y cuya disposición posibilita la entrada de luz pero la máxima intimidad.

Sentarse y relajarse. Un espacio en el que la serenidad se respira.

El salón mantiene un discurso actual y delicado pero, sobre todo, práctico y personal. Gracias al previo estudio de la localización del terreno y distribución de los espacios, se realizó un máximo aprovechamiento de luz. Su disposición hacia el exterior posibilita que la vivienda goce de una iluminación total que aprovecha la mayor cantidad de luz solar posible. A ello también se le suman los colores blancos y crudos que marcan el tono del interiorismo ayudando a crear asimismo, más amplitud al espacio.

Cocina cómoda y actual. Donde la belleza no está reñida con la practicidad.

Conectada con el salón y el jardín, la cocina consigue una integración absoluta en el espacio gracias a su estructura y diseño de líneas limpias. Los sistemas integrados, la tecnología aerodinámica y colorimetría es la encargada de crear un juego de luces y sombras que proyectan volúmenes cuidados y equilibrados.

La isla adquiere prestancia a través de su encimera cerámica efecto mármol veteado y se extiende en bloque en una sola pieza por la mayor parte del espacio convirtiéndose en el corazón de esta. Pieza acompañada por cajoneras acabado blanco mate, mobiliario negro mate y electrodomésticos de tonalidades grisáceras.

Espacio y limpieza visual perfecta para aquellos que les guste invertir su tiempo en la cocina y se centren en su funcionalidad.

¿Preparado para descubrir la segunda planta?

Para ello, avanzamos por unas escaleras cuyos escalones incorporan una iluminación led que enfoca cada escalón otorgando carácter y practicidad a uno de los elementos más imponentes de la casa.

Entramos en uno de los espacios más meditativos de la casa, el dormitorio. Un espacio donde se busca un interiorismo dulce, cálido y tranquilo. Su amplio ventanal da protagonismo a la pared principal, que busca dar textura al espacio a través de papel de líneas abstractas y tonalidades neutras.

Momento de calma. Una pausa para desconectar.

Por último, el baño dispone de una extensa ducha cuya disposición de elementos y forma está pensada tanto para pasar tiempo en ella gracias a un pequeño banco voladizo, así como para cumplir la función más práctica y ágil. Todo ello enmarcado dentro de una atmósfera confortable creada a través de la retroiluminación y la cerámica inspiración madera.

En Bedege creemos en el corazón como punto de partida. Por ello, desde la conceptualización hasta la entrega llave en mano se apostó por el máximo respeto al estilo visual y funcional que deseaban sus futuros inquilinos. Gracias por elegirnos y esperamos que estéis disfrutando de vuestro nuevo hogar.